20100929

La Hora Es...

Ya no sé si es muy tarde...
O demasiado temprano para empezar...
O terminar.

No sé si tengo sueño,
insomnio o ansiedad.
Quisiera saber algo.
Quisiera empezar algo.

Quisiera no tener que detenerme tantas veces a soñar despierta.
A veces, como por variar, sería bueno mantener los ojos abiertos y fijos en la vida.
Pero se me está haciendo difícil.

No podría decirte qué me pasa... Porque no tengo manera de explicarme a mí misma.

Esto es como tener miedo, y no.

Como pretender la muerte, y huir.

Estar desnuda en medio de multitud de gente, sin que nadie lo note, pero aún así, sintiéndome acorralada y vacía... Vacía, por la ignorada.

Es como gritar parada en una calle de madrugada, sin despertar a la persona detrás de la única ventana que podría salvarme del grito.

Estoy como de entierro.

No tengo ganas ni de matar gatos ni ositos.

No tengo ganas de música.

¿Por qué se siente tan profunda esta herida tan leve?

Esto es como un mar sin tormenta... Pero mi barco ha naufragado.

20100925

Un silencio...


"Los sueños son pequeñas muertes:
tramoyas,
anticipos,
simulacros de muerte...

El despertar, en cambio,
nos parece una resurrección,
y por las dudas,
olvidamos cuanto antes lo soñado,
a pesar de sus fuegos, sus cavernas, sus orgasmos,
sus glorias, sus espantos...

Los sueños son pequeñas muertes,
por eso, cuando llega el despertar,
y de inmediato el sueño se hace olvido,
tal vez, quiera decir que lo que ansiamos,
es olvidar la muerte... Apenas eso."

Pequeñas muertes, Mario Benedetti.

20100924

Una aproximación...


- ¿Por qué están tristes las Nubes?
- No están tristes, sólo están pensando.